sábado, 8 de mayo de 2010

Energía eléctrica limpia en lugares apartados

Uno de los sueños de una de mis tías, es tener luz. Sí, luz, porque a pesar de estar en 2010, en la casa que vive en Alhué no tiene disponible energía eléctrica. Lo raro es que ella vive en una casa de más 300 metros cuadrados sola. Lo que pasa, es que esta casa está ubicada en un fundo, a más de 2 km de la línea pública, y por ser una casa mayor, no cae dentro de las políticas de servicios básicos del Estado.

Construir una línea de esa dimensión involucra un proyecto de ingeniería, conseguir un contratista para realizar las obras, tal vez un inspector que revise las obras, y la compra de materiales, aparte de los permisos y estudios previos de factibilidad que exige la compañía distribuidora (más los costos adicionales del flete por la distancia). La inversión para realizar este proyecto, no es menor a $10 millones, sin considerar en este cálculo, las pérdidas ambientales por corta de bosque nativo y descuido del bello y puro paisaje natutal. Imaginen estar a 10 ó a 30 km de la línea pública!

La alternativa, cada vez más a la mano, es instalar generación por energía solar o eólica. Un proyecto para una casa de campo, con pocos habitantes permanentes, puede costar entre $2 millones y 4. La gracia, es que además de significar una inversión menor, es que no se deben pagar mensualidades: no hay cuentas de luz!!. Uno de los cuidados adicionales que se deben tener, es cuidar el paisaje y evitar daños de corta de árboles innesariamente. Para esto el ingeniero que lidere el proyecto debe incluir algunas dosis de paisajismo y de ordenamiento territorial: todo un desafío. Con un colega estamos trabajando en esta línea y las alternativas y ejemplos en el mundo cada día suman más.

No hay comentarios.: